Five Card Story: EL PESCADOR

stories: prev | random | next

a Five Card Flickr story by Sergi Barnés Llinàs created Dec 19 2012, 08:59:37 pm. Create a new one!


flickr photo credits: (1) bionicteaching (2) bionicteaching (3) bionicteaching (4) Serenae (5) Serenae


about this story

Estaba yo tan ricamente pescando con mi amigo, la verdad es que en ese mismo momento, el agua estaba más que tranquila, ni peces, ni basura, nada de nada se podía observar.
Mi amigo, para no molestarme y para comprobar si lo que perjudicaba a que no pescáramos era la zona, se fue al otro lado del río. De repente, me amigo se puso a chillar, pero no le di importancia, porque a veces le pasa, hace cosas extrañas. El tiempo iba pasando, y yo allí estaba, sin pescar, y mirando lo cristalina que estaba el agua. De mi amigo no sabía nada. Miré la hora, y eran las 6 de la tarde ya, y él, seguía sin aparecer, lo llamé, y no contestaba, incluso me preocupé y decidí ir a por él. Lo fui a buscar dónde me dijo que estaría, y no estaba. Me desplacé un poco más hacia abajo, y lo encontré, pero muy extraño. Vi que estaba tumbado encima de una piedra, parecía que estuviera muerto, lo intenté despertar y al principio no había manera, hasta que le toqué y le chille muy fuerte, se despertó. Me contó lo que le había pasado y no era nada grave, se encontró una serpiente muy pequeña, me empecé a reír, en ese momento no recordaba que mi amigo tenía pánico a las serpientes.
Estaba como mareado, rojo pero blanco a la vez, tenía una cara extraña, como si hubiera sido él el que había visto un muerto. Me dijo que seguramente, del susto le bajó el azúcar, y que mejor remedio para aumentar ese azúcar que llevarlo a una tienda dónde hacen algodón de azúcar. Compré dos algodones, uno para él y otro para mí.
Después de una hora aproximadamente, recuperó su color normal, le pregunté cómo estaba, y me respondió que estaba como nuevo. Decidimos que estábamos hartos de tanta calle, que entre el sol que hacía y estar tanto rato en el río sin nada productivo nos cansó, así que fuimos a mi casa. Parecía que ese día ya no nos podía pasar nada más, que ya habíamos completado el día, pero yendo para mi casa, nos encontramos una pared muy bonita, pero a la vez, muy sospechosa. La miramos una y otra vez, y en un principio no veíamos nada extraño, era perfecta. La seguíamos mirando, sabíamos que esa pared tenía algo, y lo encontramos, en una esquina encontramos un agujero pequeño, pero lo suficientemente grande como para poder entrar, y entramos. Era una cueva pero extremadamente pequeña, de ella salía una gran luz reflectada en la oscuridad, nos acercamos y era solamente una bombilla. Salimos corriendo, porque ante la duda, ante las cosas extrañas, más vale correr. Nunca más fuimos a pescar a ese río.

share this story

permalink to story: http://5card.cogdogblog.com/show.php?id=30288

Copy/Paste Story

Click once to select, then copy and paste HTML to your own blog/website.

create a different story from these same cards

Do you have another interpretation of the story behind these pictures? Add it to the collection as a new story!


flickr photo credits: (1) bionicteaching (2) bionicteaching (3) bionicteaching (4) Serenae (5) Serenae

For security purposes, please enter the correct words matching the images (blame the spammers):

stories: prev | random | next